• Solange García

Natalia Salas: "Lo más bonito de esta obra es que lo vamos construyendo juntos"

La obra teatral "Amor tenemos que hablar", dirigida por Christian Ysla y protagonizada por Natalia Salas y Julián Zucchi junto a Gianiré Rosalino y André Portugal, reflexiona acerca de los estereotipos que se forman alrededor de una pareja.



Natalia Salas, actriz desde hace más de 10 años y madre de un pequeño hijo, en una entrevista para este diario, nos cuenta un poco acerca de su experiencia en el desarrollo de esta comedia, pues siente que durante los 80 minutos sobre el escenario desprende parte de su vida diaria.


"Los primeros ensayos, Christian, el director, nos hizo improvisar, nos hizo hacer ejercicios de dos escenas improvisando, creo que improvisamos como una hora y tú improvisas de lo que conoces así que hay muchas cosas, muchas situaciones, muchas frases que están en la obra y que son de Natalia y son de Julián y que son de nuestras situaciones en pareja y nuestras parejas se han matado de la risa porque dicen que solo hace falta que ellos esten parados ahí para que sea nuestra casa", señaló Natalia.


¿Cómo es trabajar con Christian Ysla?


Chistian se ve como el divertido, pero es muy estricto. Él sabe perfectamente qué quiere, es alguien que sabe muchísimo de comedia y lo maneja a la perfección. En cNEada función vamos marcando que hay chistes, hay momentos que recontra funcionan y si por ahí no tanto, entonces lo cambiamos o directamente lo quitamos.


Es tu primera experiencia con Los Productores, cuéntanos cómo es trabajar con ellos.


Es genial, no creo que haya alguien en el país que te diga que no quiere trabajar con Los Productores; es una de las mejores compañías de teatro que hay en la capital y definitivamente cubrió y superó mis espectativas. Me sentí super agust, cuidada, reconfortada y con un soporte.


¿Qué es lo mejor que te deja la obra?


Cantamos en tres momentos y yo fastidiaba en que quería que me carguen y Christian siempre me decía: “Natalia este no es un musical”, pero ahora hasta me cargan. Así que creo que eso es lo más bonito de esta obra es que lo vamos construyendo juntos aunque obviamente el director nos indica por donde ir y si nos vamos en floro, nos quita el floro o nos pone más floro y nos dice “el floro está bien”.


La obra aborda el tema de los estereotipos, ¿cuál es el estereotipo qué más te costó trabajar?


Gracias a Dios mi familia no está basada en estereotipos y si hay algo, entonces lo conversamos. No somos unas parejas típicas, ni Julián, ni Christian, ni yo porque ellos son papás muy presentes al igual que mi marido. Me acuerdo que la primera lectura que tuvimos fue acá en mi casa y Christian tuvo que venir con su hija de cuatro años porque su esposa estaba ocupada, estaba trabajando; Julián se demoró en llegar porque tenía que dejar a su hijo en el nido y yo estaba acomodando la mesa y era mi marido quien le estaba dando de almorzar a mi hijo, entonces no somos los estereotipos de maternal o paternal y creo que eso es lo chévere que desde nuestro lugar abordar el tema para dar una solución o que pueden cambiar no solo por la vida, sino por uno mismo, por la pareja. Eso me pareció interesante; fue una realidad con la que nos vimos y nos causó gracia a los tres.


¿”Amor tenemos que hablar” fue una experiencia retadora?


Sí ha sido un trabajo super fuerte para poder presentar el producto que es. Un producto así no lo sacas en tres dias.


¿Qué necesita una pareja para poder afrontar las adversidades?


Siento que una pareja tiene que ir afianzandose y evolucionando según va pasando la vida, según van creciendo y así como en un trabajo te vas preparando y reiventando, tienes que seguir capacitandote para lograr ser una excelente profesional, creo que uno nunca debería dejar de ser un buen ser humano porque cuando eres un buen ser humano y tienes las herramientas lo suficientemente fuertes para tener tus bases estables emocionalmente, entonces vas a tener una buena relación intrapersonal, no solamente con tu pareja sino con tus familiares, con tus colegas, con tu entorno.


Pero si una pareja está solida y está fuerte, cuando afronten una maternidad o una paternidad van a poder ser una pareja sólida y van a poder enfrentar los problemas.


Muchas parejas terminaron desde que empezó la pandemia


Algo que decíamos durante la obra es que si tu relación no sobrevivió a la pandemia, nada ni nadie podrá salvarlo.


“Amor tenemos que hablar” es presentada en el teatro Pirandello de jueves a sábados a las 8:30 p.m. y domingos a las 7 p.m. con presentaciones hasta fin de mayo y las entradas se pueden adquirir por la página de Los Productores.

127 visualizaciones0 comentarios