• Sol Pozzi-Escot

De encuentros y desencuentros

23-01-2022 / ContraPoder (Diario Expreso)


Dicen que izquierda y derecha solo se unen para burlarse del Partido Morado. Sin embargo, algunos sucesos recientes han mostrado que existen momentos complicados donde el consenso es mayoritario.



La condena en primera instancia que sufrieron el periodista Christopher Acosta y el editor Jerónimo Pimentel causó un repudio casi unánime, que más allá de las banderas políticas, supo identificar aquello que estaba en juego : la libertad de expresión. Cualquiera que cree en la libertad, creemos, rechazará esa sentencia.

Otro suceso que generó indignación, independientemente de las filiaciones políticas, fue el derrame de petróleo iniciado en la playa Cavero, Ventanilla, que rápidamente se extendió por las costas limeñas, causando el mayor desastre ecológico que haya conocido nuestra ciudad en décadas. Y, por más que Rosa María Palacios haya insistido en que por más que se vea horrible, se puede limpiar, sectores afines al oficialismo, por un lado, y a la oposición, por el otro, han denunciado las responsabilidades de Repsol en la tragedia y han exigido acción inmediata.

Parece, a veces, que muchas cosas nos unen. Sin embargo, ¿qué nos separa? Más allá del discurso de la desigualdad transversal e histórica de la aburrida izquierda, es claro que no todos los peruanos vivimos en el mismo país. Ni siquiera con la llegada del bicentenario se gestó un proyecto común entre ciudadanos, independientemente de filiaciones políticas, gustos y preferencias de cualquier índole. ¿Qué banderas de unión sostenemos, que sean capaces de ir más allá de la dualidad izquierda-derecha/ libertad-dictadura?

Pero vayamos más allá de la cuestión política, y veamos la enajenación que parece aquejarnos en relación a nosotros mismos como sociedad, bajo otro ángulo. ¿Será posible que, en este mundo ultra-consumista y amoral, en nuestra sociedad nacional, azotada por el crimen y la corrupción rampantes, hayamos terminado por enajenarnos en relación a nosotros mismos? ¿Hacia dónde miramos cuando fingimos mirar hacia adentro de nosotros? No queremos, a través de esta edición, dar lección de moral alguna. Sino ofrecer fragmentos, reflexiones y visiones de aquello que nos une y nos separa, búsqueda que nos obliga ir más allá de lo político, y mirar hacia afuera de lo racional, hacia el arte.

304 visualizaciones0 comentarios